La importancia de la oración

La oración es una de las cosas más importantes que un cristiano puede hacer. Es un momento en que se comunican con Dios y debe tomarse muy en serio. Si bien hay un significado teológico profundo en la oración, no tiene que ser algo que sea complicado y difícil. Es algo que cualquiera puede hacer en cualquier lugar en cualquier momento.

Acercándose a Dios

Es imposible conocer a alguien si no pasas tiempo con ellos. La oración es una oportunidad para pasar tiempo con Dios. Para entender realmente el corazón de Dios, necesitas orar.

En Juan 15:15, Jesús dice que ya no nos llama sus siervos, sino que nos llama sus amigos. Hablar con Dios desarrolla una relación más profunda con él. 

Cuanto más profunda sea la relación, más tiempo querrás pasar con él.

En 1 Corintios 3: 9, Dios nos llama Sus colaboradores. ¿Cómo podemos ser Sus compañeros de trabajo si nos negamos a hablar con Él?

La oración trae luz a la oscuridad

A veces olvidamos lo poderosa que es la oración. No estamos luchando contra algo imaginario. Nuestras oraciones están luchando contra batallas espirituales que permanecen en lugares oscuros.

Efesios 6:12 dice:

“Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los gobernantes, contra las autoridades, contra los poderes de este mundo oscuro y contra las fuerzas espirituales del mal en los reinos celestiales”. El poder de la oración es tan grande que tiene el poder de vencer al diablo y su poder sobre nosotros. Él quiere destruirnos, pero Dios quiere acercarnos más a él. La oración es nuestra herramienta para ganar esa batalla. La oración nos da la fuerza y ​​la fe para terminar la carrera victoriosa.

La oración nos cambia

La oración nos cambia. Cuando pasamos tiempo con Dios, Él está trabajando para cambiar nuestro corazón para ser más como Él.

Cuanto más tiempo pasamos con Él, más nos parecemos a Él. Nuestros hábitos y estilos de vida cambian. Ya no vivimos una vida egocéntrica, sino una que se enfoca en otros con un corazón puro y sincero. La oración nos cambia de adentro hacia afuera.

La oración nos protege

La protección es nuestra solo por el pedido. Necesitamos orar por la protección de nuestros seres queridos todos los días. Ora por los seres queridos por nombre, uno por uno. Nunca puedes orar demasiado por una persona. A veces es útil hacer una lista de todas las personas por las que necesita orar cada día. Hacer esto no solo nos ofrece protección, sino que también constituye un gran ejemplo para nuestros hijos.

La oración trae avances en la vida

Uno de los aspectos más importantes de la oración en tu vida son los avances que vienen. A veces nos enfrentamos a circunstancias devastadoras y sentimos que no tenemos a dónde ir. Es en ese momento que debemos orar (aunque también debe haber mucha oración de antemano).

El ayuno y la oración también son poderosos. A veces necesitas un mensaje de Dios y necesitas estar enfocado únicamente en Él para obtenerlo. Puede ser doloroso durante el proceso de oración y espera, pero una vez que lo recibas, estarás tan feliz de haberlo buscado. Mientras esperas, también puedes cantar canciones de alabanza, leer la Biblia o cualquier otra cosa que te acerque más a Él. Incluso si el avance no se produce ese día, recibirá la fuerza y ​​la gracia para continuar. Eventualmente recibirás una respuesta a tus oraciones, o una paz sobre esperar más.

¿Necesitas un gran avance hoy?